Una empresa familiar experta en el sector apícola

Ésta es la historia de una empresa familiar con más de medio siglo de experiencia, fundada por Manuel Macía, y en la que toda la familia dedica sus esfuerzos para conseguir unos productos de una calidad y características únicas. La sede de la empresa se sitúa en la vivienda familiar, localizada en el lugar de As Estradas en el municipio de Quiroga, al sur de Lugo, y cuenta con varios colmenares distribuidos en diferentes puntos de los municipios de Quiroga y Caurel. Enclavados en un entorno privilegiado, al lado de la sierra del Caurel, los cañones del Sil y de un montón de parajes singulares como por ejemplo el túnel romano de Montefurado, la variedad y riqueza de la vegetación autóctona resultan en unos productos con matices característicos y diferenciados.

La historia de la empresa empieza hace más de 50 años. Por aquel entonces, siendo Manuel un niño, su padre le regaló tres colmenas tradicionales de corcho con las que montaron un pequeño colmenar. Para ello las colmenas fueron transportadas en burro desde la localidad de Outeiro hasta la de Villarmiel. Aquel trayecto que duró unas dos horas se convertiría en el inicio de una actividad que se perfeccionaría a lo largo de los años.

Según fue pasando el tiempo el número de colmenas fue creciendo, hasta la partida de Manuel a Suiza. Durante esos años, en las temporadas que pasaba en España Manuel fue aumentando la cantidad de colmenas armando trampas para poder cazar a nuevos enjambres.

Tras 16 años emigrados en el país alpino, Manuel y su mujer Concha regresan a Galicia y ahí es donde realmente la empresa despega. Por aquel entonces la cantidad de colmenas ascendía ya a unas 40 tradicionales de corcho y otras tantas modernas. En un proceso de mejora productiva, las 40 colmenas tradicionales fueron sustituidas por colmenas modernas. A partir de ahí su número empezó a crecer exponencialmente, ascendiendo la cifra hasta alcanzar unas 300 colmenas.

En el año 2002 la cifra se situaba ya en 600 colmenas repartidas en 12 colmenares situados en diferentes ubicaciones de los municipios de Quiroga y Caurel. En ese mismo año nos convertimos en el primer productor de miel y polen ecológicos de toda Galicia. La producción ha ido subiendo hasta situarse actualmente en unas 1500 colmenas distribuidas en 34 colmenares distintos, produciendo una gran cantidad de miel y polen de diferentes variedades entre las que destacan la miel monofloral, miel de brezo, miel y polen de castaño y la miel de zarza.

El proceso de producción se lleva a cabo con mimo y esmero, realizando durante todo el año diversas actividades destinadas a que los enjambres se encuentren cómodos en sus colmenares y cuenten con todo lo que necesitan para poder producir su preciado producto dorado. La miel de brezo empieza a recogerse de las colmenas a principios de abril, durando el proceso hasta finales de junio. En el caso de la miel de castaño y la de zarza se empiezan a recolectar a principios de julio y se mantiene su recolección a lo largo del mes estival. Después de esto se pasa por el proceso de extracción en las instalaciones situadas en el bajo de la casa familiar. Dicho proceso consiste en extraer la miel de los panales recogidos en los diferentes colmenares para pasar posteriormente a un proceso de decantación durante 5 días, destinado a eliminar posibles impurezas. Finalmente llevamos a cabo el proceso de envasado y etiquetado, para dar lugar a envases de diferentes variedades y capacidades.

Y como una imagen vale más que mil palabras, un extracto del programa de TVE "Desde Galicia para el mundo", en el que Manuel aparece hablando de sus abejas y sus colmenares:

Si el vídeo tarda mucho en cargar también lo puede ver haciendo click aquí:

Enlace permanente al vídeo